Invima certifica la primera planta de cannabis en Colombia

El Invima, mediante acta suscrita el viernes 23 de agosto, conceptuó que la planta de producción farmacéutica y los laboratorios de investigación, desarrollo y control de calidad de Clever Leaves, cumple con las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) para la fabricación de productos fitoterapéuticos. La certificación, permite a la compañía producir medicamentos fitoterapéuticos derivados del cannabis, es decir, productos a base de recursos naturales con formas farmacéuticas líquidas de soluciones oleosas (aceite). Esta certificación permite a los canales de distribución farmacéutica validar la seguridad de los productos fabricados. Es, adicionalmente, un requisito para ingresar a los diferentes mercados de América Latina. La compañía tiene una plantación en Pesca, Boyacá y una moderna planta de procesamiento en Tocancipá.

La evidencia científica soporta el uso de cannabis medicinal para el dolor crónico, la espasticidad por esclerosis múltiple, náuseas y vómito por quimioterapia.

El Invima certificó por primera vez en el país a una empresa dedicada a la elaboración de cannabis medicinal.

La certificación en Buenas Prácticas de Manufactura – BPM o GMP por sus siglas en inglés (Good Manufactoring Practices), otorgada por el Invima a Clever Leaves, permite a la compañía producir medicamentos fitoterapéuticos derivados del cannabis, es decir, medicamentos a base de recursos naturales con formas farmacéuticas líquidas de soluciones oleosas.

Esta certificación es el medio de calificación del sistema de calidad de la compañía, por medio de la cual los canales de distribución farmacéutica validan la seguridad de los productos fabricados. Es adicionalmente un requisito para ingresar a los diferentes mercados de América Latina.

Andres Fajardo, presidente de Clever Leaves, dijo al respecto que “este es un hito muy importante para la industria del cannabis medicinal en Colombia, pues demuestra, con esta certificación concreta, que el país está listo para ser líder mundial en esta industria con alto valor agregado. Para Clever Leaves las personas son el centro de todo. Por eso generamos más de 500 empleos formales directos en el campo y la ciudad, promovemos el desarrollo sostenible del territorio, y particularmente con la certificación en BPM demostramos que ofrecemos a los pacientes de Colombia y el mundo productos de la más alta calidad, de nivel mundial”.

Fajardo agregó que este es un paso para la certificación de la compañía en Europa y una demostración de la excelencia de los laboratorios y el talento humano: “Es el resultado del esfuerzo, disciplina y dedicación de un equipo de trabajo altamente calificado y comprometido con la salud de los pacientes en Colombia y el mundo. Con la certificación BPM, Clever Leaves ya está elaborando productos para atender pacientes en varios países del mundo y estamos a la espera de algunos detalles regulatorios para que pacientes en Colombia puedan acceder a estos productos farmacéuticos”.

La evidencia científica soporta el uso de cannabis medicinal para el dolor crónico, la espasticidad por esclerosis múltiple, y náuseas y vómito por quimioterapia. Existen otras patologías susceptibles de verse tratadas con el uso de productos farmacéuticos a base de cannabis medicinal y la evidencia está en construcción.

“Esta certificación fortalece la posición de liderazgo de la compañía que, a lo largo de los últimos tres años, ha venido trabajando con una importantísima dinámica de crecimiento, lo que le ha permitido exportar flor seca a Canadá con fines de investigación científica; exportar Esenia al Reino Unido, el primer producto de la línea de bienestar de la compañía; y ahora estar certificados para producir medicamentos para atender pacientes”, puntualizó Andrés Fajardo.

 

 

Vía: Portafolio.co

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *