La historia de la primera iglesia que rinde culto a la marihuana

Steve Berke, cofundador de la Iglesia de la marihuana en Denver, habló sobre la comunidad que ya cuenta con más de diez mil seguidores.

En abril de 2017 nació la International Church of Cannabis en Denver, Colorado. Steve Berke es uno de los cofundadores de la iglesia; él explica que son una comunidad, “Está abierta todos los días, es la única iglesia en donde se puede fumar marihuana”.

Berke cuenta que la marihuana se utiliza para acercarse a Dios, para ser una mejor persona, y que esta iglesia se basa en los fundamentos básicos de una religión. Cada persona debe llevar su propia marihuana; cada semana hay charlas y música dentro de la iglesia.

La capilla de la marihuana recibe personas de cualquier religión. Steve cree en la elevación, asegura que a través de la marihuana se puede llegar a ser una mejor persona.

Las personas que visitan le iglesia deben tener una edad mínima de 21 años. Hay más de 10 mil personas que pertenecen a esta comunidad. Las personas se pueden registrar a través de un sitio web para ser miembros. A quienes nos son miembros se les cobra 15 dólares para hacer un recorrido por la iglesia.

“Exteriormente luce como una iglesia, porque funciona en un antiguo templo luterano. Nos apoyamos entre todos como comunidad y recibimos a todos como parte de la familia”, expresó.

Durante las ceremonias que practican los domingos, los integrantes de esta comunidad fuman marihuana. Además, hay consolas de videojuegos para compartir entre los visitantes. “Cada hora tenemos una show de luces con láser y una guía espiritual”.

La iglesia se ha convertido en un destino turístico en Denver. “Podríamos pensar en expandirnos a otras ciudades”, comentó Berke.

Su iglesia está fundada en los principios universales del amor, el respeto, la igualdad y la compasión. Casi como los rastafaris, que ven el consumo de cannabis como un sacramento, pero sin nada espiritual de por medio.

Estos son 12 mandamientos que él mismo le ha puesto a su religión. Y bueno, parece que se excedió con lo extracannabico.

1) Trata a todos con amor como a un igual.

2) El día comienza con su sonrisa cada mañana cuando te levantas, la usas por primera vez.

3) Ayuda a los demás cuando se pueda. No por dinero, sino porque se necesita.

4) Trata a tu cuerpo como un templo. No lo envenenes con los alimentos y  bebidas gaseosas de baja calidad.

5) No te aproveches de la gente. No les hagas nada de daño intencionalmente.

6) Nunca ponga en marcha una lucha … sólo terminarla.

7) Cultiva alimentos, cría animales, haz de la obtención de la naturaleza tu rutina diaria.

8) No seas un “troll” en Internet, respeta a los demás y sin insultos, no ser vulgarmente agresivo.

9) Pasa por lo menos 10 minutos al día sólo contemplando la vida en un espacio tranquilo.

10) Cuando veas bullying … detenerlo por cualquier medio posible. Protege a los que no pueden protegerse a sí mismos.

11) Reír a menudo, compartir humor. Diviértete en la vida, ser positivo.

12) Cannabis, “la planta curativa” es nuestro sacramento. Nos acerca más a nosotros mismos ya los demás. Es nuestra fuente de salud, nuestro amor, nos ha curado de la enfermedad y la depresión. Lo abrazamos con todo nuestro corazón y espíritu, de forma individual y como grupo.

Este nuevo espacio artístico interactivo para transformar las pinturas en el techo del templo en una «experiencia de meditación guiada» para aquellos que aceptan usar marihuana como parte de su vida espiritual.

El techo de la ICC, un grupo religioso «sin teología ni autoridades», fue pintado por el artista español Oscar «Okuda» San Miguel, quien utiliza coloridas figuras geométricas para representar animales, personas y símbolos religiosos.

A esas imágenes de tono psicodélico ahora se les agrega audio y video al estilo de los planetarios digitales y proyecciones de rayos láser para «elevar el alma».

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *