“La marihuana nos hace mejores madres”: jóvenes canadienses

El género femenino cada vez toma más fuerza en el mundo con sus radicales decisiones que rompen las reglas de la sociedad. Y es que hablar de marihuana, a veces, parece ser un tabú en Colombia; diferente a lo que sucede en Canadá, país que desde el año pasado legalizó el consumo recreativo de marihuana.

Sin titubear un segundo y con la firmeza que caracteriza a las mujeres, las jóvenes canadienses se liberaron del pensamiento conservador y, ahora, aseguran que consumir esta hierba las hace mejores madres, tal y como lo aseguró Jordana Zabitsky, quien está convencida de que para cumplir el rol de mamá, esposa y ama de casa, es necesario unos minutos con el yo interior para viajar por la mente, el cuerpo y el alma.

Echarse un buen porro le garantiza poder llevar sobre los hombros toda la carga del día a día. «Se espera que trabaje tiempo completo, que cuide a mis hijos, que limpie mi casa, que pague mis facturas a tiempo, que cambie mis neumáticos. Tengo mucho sobre mis hombros, pero solo sé una cosa: ¡la marihuana me permite cumplir mis tareas diarias mucho mejor!», dijo.

Este pensamiento se ha vuelto tendencia en Canadá. Para sumar mujeres en su situación y poder expresarse juntas, Zabitsky creó en Facebook el grupo «Madre María», estrictamente reservado al género femenino. Hoy en día, esta comunidad cuenta con unas 5.000 integrantes que discuten sin cortapisas sobre su consumo.

Karine Cyr de “Mis queridas flores», otra de las páginas que agrupa a entusiastas de esta tendencia, explicó que el consumo de marihuana les permite alejarse de los opiáceos y los antidepresivos para tratar ansiedad o depresión.

Consumir marihuana me permite compartir más con mis hijos”

Zabitsky asegura que la hierba no solo es utilizada para su cuidado y gusto personal, sino que consumirla le ha permitido compartir tiempo de calidad con sus hijos.

«Cuando consumo mi cannabis, después de hacer mis tareas domésticas, juego con mis hijos, estoy más presente con mis hijos, soy más paciente, me ayuda en mi vida diaria a ser una mejor madre, una mejor persona», sostiene.

Este consumo de madres jóvenes todavía parece ser un fenómeno marginal, ya que poco más de una de cada diez mujeres canadienses han consumido cannabis, según estimaciones del instituto nacional de estadísticas.

Otra canadiense, simpatizante de esta página, dijo que consumir cannabis le ha permitido hasta mejorar su sueño.

«No estaba durmiendo, tenía grandes problemas de sueño. Y la primera vez que tomé aceite de CBD, dormí toda la noche como antes», dice esta mujer oriunda de Quebec, que acaba de lanzar un podcast sobre el tema.

Jornada es una de las mujeres que más ha revolucionado las redes sociales con su confesión: “Me fumé un porro antes de parir”. Esta mujeres aseguró que “todos mis médicos lo sabían, y creo que no hay ningún problema para mis hijos, pues uno tiene 3 años y el otro 1 año y medio, y son increíbles, muy inteligentes para su edad”, aseguró.

Los defensores de esta planta milenaria continuarán en la defensa del cannabis y sus múltiples beneficios.

 

Con información de El Espectador 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *