Radican proyecto de ley que busca permitir el uso de marihuana recreativa en Colombia

La libertad legislativa lleva a que en un mismo día en el Congreso de la República se presenten dos proyectos que son diametralmente opuestos: uno, que permite el consumo de la marihuana con fines recreativos, y otro que crea el Sistema Nacional de Prevención y Atención del Consumo de Drogas.

El primero es un acto legislativo del presidente de la Comisión Primera de Cámara, Juan Carlos Lozada, quien considera que ya es necesario que en el país se abra el debate sobre la legalización de la marihuana para uso recreativo.

Según Lozada, «hay que empezar a darse este debate en Colombia, como se ha dado en Uruguay, en Holanda, como se está dando en varios estados de los Estados Unidos, en Canadá. Yo creo que ya hay que empezar a dar un debate progresista de avanzada con este tema porque es claro que la lucha antidrogas prohibicionista ha fracasado y le ha traído al país grandes vejámenes en términos de violencia».

Lozada explica, además, que el consumo «tiene que ser regulado, que debe haber lugares específicos donde se pueda consumir y demás”.

Entre tanto, un grupo de congresistas de varios partidos, entre ellos, el senador Armando Benedetti, radicó un proyecto de ley por medio del cual se crea el sistema nacional de prevención y atención del consumo de drogas y un organismo que lo regule.

Según el senador de La U, “como ninguno, nuestro país está en mora, cuando menos, en un atraso de décadas, en la creación de un verdadero Sistema Nacional de Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas, y con ello en la creación de un organismo que lo regule, para implementar de manera eficiente y eficaz políticas y acciones preventivas que salvaguarden a nuestra infancia, nuestro juventud y nuestra familia”.

De acuerdo con la información entregada por Benedetti, los estudios disponibles en Colombia desde 1992 muestran que el consumo de sustancias psicoactivas está creciendo tanto en el número de consumidores, como en la diversidad de drogas disponibles al punto de que, actualmente, alrededor de tres millones de personas han consumido drogas ilícitas alguna vez en el país.

Explicó que este proyecto también crea el Instituto Nacional de Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas (Inpac),concebido como una entidad dotada de personería jurídica, autonomía administrativa y patrimonio propio, cuyas funciones principales serán formular, supervisar, vigilar, evaluar, controlar y modificar las políticas públicas y los programas, los planes, las campañas y las acciones en materia de prevención y atención del consumo de sustancias psicoactivas y eventos asociados.

A su turno, Antonio Sanguino, senador de la Alianza Verde, sostuvo que se busca formular una política de drogas para combatir la crisis en el tema de cultivos ilícitos, bajo un enfoque de salud pública.

 

 

Vía: elpais.com.co

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *